donaciones

Preservación de máquina arcade Last KM de Zeus Software / Gaelco

La Asociación RetroAcción dedicada a la divulgación de la informática y los videojuegos clásicos ha recuperado, después de 22 años, la recreativa española Last KM. Se trata de un titulo deportivo de ciclismo elaborado por el estudio de desarrollo Zeus Software en 1995 para la compañía Gaelco y que, hasta ahora, se creía totalmente desaparecido.

Placa prototipo del videojuego Last KM

De hecho, ha sido el propio programador del videojuego, el donostiarra Ricardo Puerto, quien ha hecho llegar la recreativa a la Asociación RetroAcción con el objetivo de conservar y difundir uno de los proyectos de videojuegos españoles de la década de los noventa del que, hasta ahora, no existía prácticamente información.

Totalmente funcional y en excelente estado de conservación, es una versión prácticamente final del videojuego, montada sobre una placa de juego de la compañía catalana Gaelco, pero con los efectos de sonido utilizados de otros títulos de la empresa –en concreto, el clásico Word Rally Championship– y la música sin licenciar (un MOD de ‘Chase’ de la banda sonora de 'El Expreso de Medianoche', Giorgio Moroder). Originariamente, esta recreativa contaba con dos bicicletas estáticas sobre las que los jugadores debían pedalear por llegar el primero a meta. Una mecánica de juego que recuerda a otros clásicos españoles como Perico Delgado Maillot Amarillo (1988) y la fase de contrarreloj de vista lateral de Tour 91 (1991), ambos de Topo Soft.

La XI edición de RetroMañía, el evento anual sobre retroinformática de la asociación RetroAcción, celebrada dentro de las actividades de la X Semana de la Ingeniería y Arquitectura, y organizada por la Universidad de Zaragoza, permitió a los visitantes conocer y disfrutar de una versión sin bicicletas estáticas de este desarrollo español.

“Desde RetroAcción nos sentimos orgullosos de que Ricardo Puerto haya confiado en nosotros para la conservación de sus trabajos como programador de videojuegos; y más en concreto, de este Last KM. Así pues, tomamos el testigo y la obligación de proteger y documentar esta recreativa para las futuras generaciones, una labor que venimos realizando desde 2004. Asimismo, mostrar nuestra disposición a la colaboración con otros agentes vinculados a la arqueología de la informática para ayudar en la fiel construcción de la historia del videojuego de nuestro país”.

De esta manera, la placa Last KM pasará a los fondos de catálogo del Museo de Informática Histórica, ubicado en la Universidad de Zaragoza, y gestionado por la Asociación RetroAcción.

Desarrollo en cuatro semanas

Según el periodista, investigador y miembro de la Asociación RetroAcción, Julen Zaballa, Last KM se desarrolló en un mes, “en paralelo a la elaboración de Biomechanical Toy, otra recreativa de Zeus Software para Gaelco”. Fue uno de sus socios fundadores, Luis Jonama, quien se puso en contacto con los donostiarras para proponerles el reto. “Quería que el equipo de Ricardo Puerto y Raúl López elaboraran un videojuego para una maquina recreativa conectada a dos bicicletas estáticas y un monitor”, detalla.

Para la programación de Last KM, el equipo de Zeus Software reaprovechó todas las herramientas que habían desarrollado para Biomechanical Toy. Más trabajo tuvieron los grafistas porque tuvieron que pixelar las fotografías que Raúl López hizo a los diferentes rincones de Donostia-San Sebastián y sus alrededores para construir los escenarios del juego.

En cuanto al hardware, Last KM va montado sobre el mismo modelo de placa Jamma de Gaelco que utilizaba Biomechanical Toy, pero con una serie de recortes de memoria, y a la que Ricardo Puerto le añadió un cableado adicional y un protocolo de comunicación “muy precario” para conectar entre sí las bicicletas estáticas.

Tras su desarrollo, el programador Ricardo Puerto acudió a Barcelona para la puesta en marcha en un local situado en Las Ramblas de Barcelona, presumiblemente en New Park. Sin embargo, Last KM nunca llegó a comercializarse como juego de recreativos, sino para gimnasios, quedando en el olvido entre los jugones… hasta hoy.

Vídeo de Last Km

Galería de fotos

Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM

Financiación del hosting de la página web Speccy.org

Con la venta de camisetas del 30 aniversario del ordenador Sinclair ZX Spectrum, la asociación RetroAcción adquirió el compromiso de destinar parte de las ganancias obtenidas para financiar la página web Speccy.org que alberga la mayor comunidad de usuarios de éste y de otros modelos de ordenador de la factoría SInclair. Además esta página web (y su foro) también está mantenida por entusiastas que dedican parte de su tiempo y su dinero en mantener vivo a este microordenador y su legado.

Camiseta ZX 30 Years

Por ello, en el año 2014, RetroAcción destinó parte de sus ganancias obtenidas vendiendo estas camisetas para que el portal Speccy.org pudiera sufragar el hosting donde están alojados durante otro año mas.

Hosting Speccy.org

Desde aquí queremos agradecer al Portal Speccy.org, a sus administradores y a toda su comunidad de usuarios que sigan manteniendo vivo este ordenador... y esperamos que sigan así por muchos años mas. 

Donaciones

Donante

La mayor parte de los elementos del Museo de Informática Histórica (MIH) gestionados por la Asociación RetroAcción provienen de donaciones desinteresadas de personas que, como nosotros, aprecian el valor histórico, y muchas veces sentimental, de los equipos antiguos. Es una pena (y a veces una pérdida irreparable) que equipos que han estado durante muchos años almacenados, muchas veces en perfectas condiciones de funcionamiento, acaben en la basura o en un punto limpio (la pérdida, aunque más ecológica, es la misma). Nos gustaría comunicar a quien tenga equipos obsoletos de los que quiera desprenderse, incluso si no quiere desprenderse de ellos :-)), que el MIH acepta donaciones (a fondo perdido o con posibilidad de devolución si alguna vez dejan de interesar) que catalogaremos, cuidaremos, y difundiremos para que todos podamos conocerlos y disfrutarlos. Aquellos interesados simplemente tienen que contactar con RetroAcción; muchos ya se han animado a hacerlo, ¡muchas gracias a todos ellos!

Con objeto de facilitar las donaciones, RetroAcción establece contactos con distintas organizaciones para que, en caso de disponer de equipamiento informático antiguo al que no dan uso y acaba ocupando un espacio excesivo, antes de deshacerse de ellos o reciclarlos, se pongan en contacto con nosotros para que analicemos su valor histórico de cara a formar parte de los fondos del MIH. Muchos particulares contactan con nosotros ofreciendo equipos que o bien ya no creen que puedan disfrutar de ellos o bien tienen un alto valor sentimental, pero en ninguno de los dos casos desean que acaben desapareciendo. Son muchas las historias emotivas que llegan hasta nosotros juntos a ciertos equipos. Desgraciadamente nuestra capacidad de almacenamiento es limitada y muchas veces no podemos aceptar mas ejemplares de los que ya disponemos o aquellos cuyo valor histórico no es suficiente (según nuestro modesto criterio).

Aceptamos distintos tipos de donaciones:

  • Donación a fondo perdido, se trata de la más común de las donaciones, cuando alguien nos cede de manera indefinida algún equipamiento para que le demos el mejor uso que consideremos apropiado, desde conservarlo tal cual para alguna exposición, extraer algun componente interesante y deshechar el resto, o incluso servir de intercambio con otros museos o donantes especiales interesados en ese equipo. Es importante destacar que, como Asociación sin ánimo de lucro que somos, bajo ningún concepto utilizamos las donaciones de esta categoría (ni de ninguna otra) para venderlas u obtener beneficio económico; solamente en algunos casos podríamos utilizar estos equipos como regalos a invitados o donantes especiales, o como trueque o donaciones a otras entidades u organizaciones de preservación de la Informatica histórica con el mismo espíritu altruista que nosotros.
  • Cesión indefinida, el dueño del equipo lo cede al museo para que más gente disfrute del mismo, pero sin perder a su vez la propiedad del mismo. RetroAcción se compromete a cuidar del equipo cedido como si fuera de su propiedad y, en caso de cesar nuestra actividad o bajo petición expresa de su propietario, lo devolverá al mismo. Sobra decir que en este caso la donación se conserva siempre de forma íntegra, reservándose RetroAcción la posibilidad de ejecutar actuaciones sobre el equipo como limpieza, restauración, puesta a punto, y otras acciones requeridas para su adecuada conservación, mantenimiento, y exhibición. 
  • Cesión temporal, cuando alguien nos cede un equipo durante un cierto periodo de tiempo, normalmente para su exhibición pública en una exposición temporal. Tras la finalización de dicha exposición, el equipo se devuelve a su propietario en las mismas condiciones que lo recibimos. Esta modalidad solemos utilizarla para completar exposiciones con elementos de colecciones privadas muy dificiles de conseguir de otro modo.

Hay que aclarar que, en los casos de cesión indefinida o temporal, RetroAcción no puede comprometerse a la devolución íntegra o en las mismas condiciones de equipos que hayan sufrido daños por causas ajenas a RetroAcción, como accidentes, robos, desastres naturales, o el propio deterioro del equipo por el paso del tiempo transcurrido desde su cesión. Sí se compromete sin embargo a su adecuada conservación, mantenimiento, y manipulación mientras no concurran los imprevistos ajenos a la voluntad de RetroAcción anteriormente citados. 

Cualquier equipo aceptado por RetroAcción es inventariado y se registra de forma interna su procedencia, incluso en aquellos casos en que el donante desea mantener su anonimato y no aparecer públicamente. Otras veces los donantes nos piden si es posible, en caso de utilizar dicho elemento en alguna exposición, hacer público el nombre del propietario del mismo, por motivos sentimentales (ej., homenaje a algún familiar ya fallecido) o de cualquier otro tipo (ej., reconocimiento de la organización que lo donó). Si algún donante necesita un documento firmado por RetroAcción donde conste que dicha donación se ha producido, lo emitiremos sin ningún problema. En resumen, intentamos hacer las cosas lo mejor posible dentro de nuestras posibilidades y ser agradecidos con quien, como nosotros, piensa también en los demás. 

A continuación mostramos un resumen aproximado de las estadísticas históricas de donaciones:

Año Número aprox. de donantes* Número aprox. de items donados
TOTAL 301 2899
2016 27 200
2015 18 287
2014 21 252
2013 51 1060
2012 28 150
2011 78 370
2010 32 260
2009 27 100
2008 9 60
Hasta 2007 10 160

(* sin eliminar repetidos)

Agradecemos desde aqui una vez más a los desinteresados donantes, gracias a los cuales mucha gente disfruta de forma gratuita de los eventos y exposiciones temporales y permanentes que gestionamos. Sin vuestra ayuda todo esto no sería posible, muchísimas gracias en nombre de todos los que disfrutamos de vuestras donaciones!!

furgona donacionesdonacionesrebusque

     
Distribuir contenido