preservacion

La recreativa Last KM de Zeus Software-Gaelco... ¡recuperada!

La Asociación RetroAcción dedicada a la divulgación de la informática y los videojuegos clásicos ha recuperado, después de 22 años, la recreativa española Last KM. Se trata de un titulo deportivo de ciclismo elaborado por el estudio de desarrollo Zeus Software en 1995 para la compañía Gaelco y que, hasta ahora, se creía totalmente desaparecido.

De hecho, ha sido el propio programador del videojuego, el donostiarra Ricardo Puerto, quien ha hecho llegar la recreativa a la Asociación RetroAcción con el objetivo de conservar y difundir uno de los proyectos de videojuegos españoles de la década de los noventa del que, hasta ahora, no existía prácticamente información.

La placa Last KM pasará a los fondos de catálogo del Museo de Informática Histórica, ubicado en la Universidad de Zaragoza, y gestionado por la Asociación RetroAcción.

Haz clic para conocer más detalles.

Preservación de máquina arcade Last KM de Zeus Software / Gaelco

La Asociación RetroAcción dedicada a la divulgación de la informática y los videojuegos clásicos ha recuperado, después de 22 años, la recreativa española Last KM. Se trata de un titulo deportivo de ciclismo elaborado por el estudio de desarrollo Zeus Software en 1995 para la compañía Gaelco y que, hasta ahora, se creía totalmente desaparecido.

Placa prototipo del videojuego Last KM

De hecho, ha sido el propio programador del videojuego, el donostiarra Ricardo Puerto, quien ha hecho llegar la recreativa a la Asociación RetroAcción con el objetivo de conservar y difundir uno de los proyectos de videojuegos españoles de la década de los noventa del que, hasta ahora, no existía prácticamente información.

Totalmente funcional y en excelente estado de conservación, es una versión prácticamente final del videojuego, montada sobre una placa de juego de la compañía catalana Gaelco, pero con los efectos de sonido utilizados de otros títulos de la empresa –en concreto, el clásico Word Rally Championship– y la música sin licenciar (un MOD de ‘Chase’ de la banda sonora de 'El Expreso de Medianoche', Giorgio Moroder). Originariamente, esta recreativa contaba con dos bicicletas estáticas sobre las que los jugadores debían pedalear por llegar el primero a meta. Una mecánica de juego que recuerda a otros clásicos españoles como Perico Delgado Maillot Amarillo (1988) y la fase de contrarreloj de vista lateral de Tour 91 (1991), ambos de Topo Soft.

La XI edición de RetroMañía, el evento anual sobre retroinformática de la asociación RetroAcción, celebrada dentro de las actividades de la X Semana de la Ingeniería y Arquitectura, y organizada por la Universidad de Zaragoza, permitió a los visitantes conocer y disfrutar de una versión sin bicicletas estáticas de este desarrollo español.

“Desde RetroAcción nos sentimos orgullosos de que Ricardo Puerto haya confiado en nosotros para la conservación de sus trabajos como programador de videojuegos; y más en concreto, de este Last KM. Así pues, tomamos el testigo y la obligación de proteger y documentar esta recreativa para las futuras generaciones, una labor que venimos realizando desde 2004. Asimismo, mostrar nuestra disposición a la colaboración con otros agentes vinculados a la arqueología de la informática para ayudar en la fiel construcción de la historia del videojuego de nuestro país”.

De esta manera, la placa Last KM pasará a los fondos de catálogo del Museo de Informática Histórica, ubicado en la Universidad de Zaragoza, y gestionado por la Asociación RetroAcción.

Desarrollo en cuatro semanas

Según el periodista, investigador y miembro de la Asociación RetroAcción, Julen Zaballa, Last KM se desarrolló en un mes, “en paralelo a la elaboración de Biomechanical Toy, otra recreativa de Zeus Software para Gaelco”. Fue uno de sus socios fundadores, Luis Jonama, quien se puso en contacto con los donostiarras para proponerles el reto. “Quería que el equipo de Ricardo Puerto y Raúl López elaboraran un videojuego para una maquina recreativa conectada a dos bicicletas estáticas y un monitor”, detalla.

Para la programación de Last KM, el equipo de Zeus Software reaprovechó todas las herramientas que habían desarrollado para Biomechanical Toy. Más trabajo tuvieron los grafistas porque tuvieron que pixelar las fotografías que Raúl López hizo a los diferentes rincones de Donostia-San Sebastián y sus alrededores para construir los escenarios del juego.

En cuanto al hardware, Last KM va montado sobre el mismo modelo de placa Jamma de Gaelco que utilizaba Biomechanical Toy, pero con una serie de recortes de memoria, y a la que Ricardo Puerto le añadió un cableado adicional y un protocolo de comunicación “muy precario” para conectar entre sí las bicicletas estáticas.

Tras su desarrollo, el programador Ricardo Puerto acudió a Barcelona para la puesta en marcha en un local situado en Las Ramblas de Barcelona, presumiblemente en New Park. Sin embargo, Last KM nunca llegó a comercializarse como juego de recreativos, sino para gimnasios, quedando en el olvido entre los jugones… hasta hoy.

Vídeo de Last Km

Galería de fotos

Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM Captura Last KM Captura Last KM
Captura Last KM

Preservación de material retroinformático

Preservación de material retroinformático

La asociación RetroAcción también dedica sus esfuerzos a mantener el legado histórico de ordenadores y videoconsolas antiguos y preservarlo en los formatos mas adecuados para su preservación digital y para posibilitar su uso futuro.

Y lo hace dejándolos públicamente disponibles a través de proyectos dedicados a ello, algunos de ellos liderados o donde colaboran socios de la propia asociación RetroAcción.

Algunos ejemplos de actuaciones de este tipo son:

Placa prototipo del videojuego Last KM Captura Last KM Captura Last KM

  • Marzo 2016: Miguel Ángel Horna "ElSemi", socio de nuestra asociación, colaboró con la gente de la Asociación de Recreativas y Pinballs de Aragón (ARPA) para leer las roms de la placa de Crazy Climber de Rodmar Elec y una Pacman de Segasa-Sonic, que ya se han enviado al proyecto MAME para su preservación y que todos podamos disfrutar de esos juegos. Aún tienen pendientes la Alpha 2000 de Petaco, la Deep Scan de Gremlin-Sega, y alguna otra mas. Además esta colaboración sirvió para que Miguel Ángel se convirtiera en miembro de la ARPA, quedando estrechándose de esta manera los lazos entre ambas asociaciones.
Distribuir contenido