Juegódromo

RetroMañía 2017
<< Torneo «Pengo» (Arcade) 11 of 17 Efemérides retroinformáticas >>

Descripción de la actividad

Lugar:
Edificio Ada Byron: 2ª planta

Horario:
Lunes 6 de noviembre al viernes 10 de noviembre,
de 9:00 a 21:00

Juegodromo

Zona con distintos ordenadores y videoconsolas clásicas, además de algunas de las máquinas recreativas de las que poblaban las salas de juegos de antaño, para poder jugar a los grandes clásicos del videojuego del siglo pasado en casi las mismas condiciones que entonces, ya sea jugando de forma individual o, si surgiera, compitiendo contra otros usuarios del Juegódromo. Sin duda la zona donde más disfrutan nuestros visitantes.

El juegódromo, como viene siendo habitual, estuvo compuesto de diversos ordenadores, consolas, recreativas, y videojuegos que en 2017 cumplen un aniversario importante, garantizando así las rotaciones de equipos de una edición a otra. En esta ocasión, y teniendo en cuenta el nuevo stand, el juegódromo estaba dividido en dos zonas separadas. La primera de ellas estaba compuesta de 16 ordenadores y consolas, ordenados de derecha a izquierda de más a menos antiguos. Comenzábamos con una Atari VCS (luego llamada Atari 2600) (1977) con el famoso y mal recordado juego E.T. (1982), un Sinclair ZX Spectrum 48K (1982), un Commodore 64 (1982), un Vectrex (1982), una ColecoVision (1982), una PC Engine (1987), y un Sinclair ZX Spectrum +3 (1987).

Y seguíamos con cuatro Atari ST conectados por una red MIDI para jugar a MIDI Maze (1987), un Sharp X68000 (1987), un Commodore Amiga 500 y un Amiga 2000 (ambos de 1987), una SuperNintendo con Super Mario Kart (1992), y un PC para jugar a diversos juegos de aniversario.

La segunda zona del juegódromo, siempre llena de visitantes, estaba compuesta por seis recreativas, una con miles de juegos usando el emulador MAME, otra con Pengo, una recreativa original After Burner, otra con el World Rally Championship, otra con distintos juegos, y una última recreativa donde se pudo disfrutar del videojuego inédito Last KM, que nunca se comercializó y que RetroAcción preservó recientemente, la cual hizo las delicias de los ciclistas más contumaces.

Sin duda el ambientazo del juegódromo es lo que nos da las fuerzas necesarias para organizar RetroMañía un año tras otro. Sinceramente nos encanta ver a tanta gente, sobre todo los más jóvenes, disfrutando de lo lindo con las máquinas y los videojuegos de pasado... pero que no por ello son menos divertidos que los actuales.

Muchas gracias de verdad a todos los que pasateis por allí y os echásteis una partida!! o quizá fueron dos.. o quizá tres... o quizá... :-)


<< Torneo «Pengo» (Arcade) 11 of 17 Efemérides retroinformáticas >>
RetroMañía 2017